Desde 1990 enseñamos las condiciones y hábitos biológicos, psicológicos y energéticos para lograr
una vida sana y feliz aumentando el poder autocurativo del cuerpo, mente y espíritu

Quiénes somos
[volver a la página principal]

13.095 Bytes Foto de una flor Estimad@ amig@, te agradecemos sinceramente que estés visitando las páginas web de Higea. Esperamos que sean útiles e interesantes para ti. En las próximas líneas vamos a contarte quiénes somos y por qué estamos trabajando en este hermoso proyecto.

Nuestro estado natural es la salud, la felicidad y el amor. Nuestro cuerpo es autocurativo y atesora una sabiduría innata. La mente es una herramienta muy valiosa. Nuestros pensamientos crean nuestra realidad generando sufrimiento o alegría. Nuestro ser interior es energía en evolución conectada y guiada por las Leyes del Universo. Este poder inherente y latente que poseemos, puede manifestarse en su plenitud practicando un estilo de vida sano, natural y consciente. La forma de vivir tan materialista y antinatural que predomina nos desconecta de nuestra esencia. Tu estilo de vida diario puede favorecer o perjudicar tu salud, el bienestar global de la Tierra y de todos sus habitantes.

Desde el año 1990, en el que fundamos Higea, estamos comprometidos mi hermana Natividad Casado Sierra y yo, José Manuel Casado Sierra, en enseñar los requisitos de este estilo de vida consciente ( Higiene Vital o Higienismo) a través de nuestras publicaciones, PDF, páginas web, asesoramientos, cursos, talleres, servicios y actividades. La persona que practique estos requisitos universales basados en las Leyes de la Naturaleza y del Cosmos, puede lograr un estado de salud importante y un incremento de la frecuencia vibratoria de sus energías que se manifestará en una forma de vivir guiada por el amor, solidaridad y felicidad.

Te agradecemos sinceramente que hayas elegido HIGEA.

¡Muchas gracias por tu apoyo y confianza!

Luz, Paz y Amor.

55.000 Bytes Foto Natividad y José Manuel Casado con TCFry
Los fundadores de Higea, Natividad y José Manuel Casado, recogiendo en 1991 los diplomas como Expertos Higienistas en el Instituto Life Science (Austin Texas) de la mano del célebre higienista T. C. Fry
ALGUNOS PRINCIPIOS BÁSICOS DE
UN ESTILO DE VIDA SANO Y FELIZ

CONOCE EL HIGIENISMO O HIGIENE NATURAL
  • Se consciente de tu naturaleza espiritual. Detrás de tu cuerpo, tu mente y emociones está tu parte más poderosa e inquebrantable, tú mismo, tu ser espiritual. Conocer y aceptar esta parte divina es muy importante para tu salud y tu vida aquí en la tierra pues afrontas las experiencias desde una perspectiva de calma, confianza y serenidad pues sabes que la vida es una escuela donde nos desenvolvemos, utilizando como instrumentos nuestro cuerpo y nuestra mente, para crecer, aprender y evolucionar. Cuánta mayor consciencia, pureza física y psíquica tengas, mayor será la manifestación divina de tu espíritu a través de la materia. Orar y meditar son prácticas recomendadas para conectarse con energías espirituales de frecuencia vibratoria elevada, lo cual hace, que sintamos más alegría, serenidad, calma y paz interior.

  • Desarrolla y potencia el amor incondicional hacia ti mism@. Amarse a sí mismo significa que eres consciente que la relación más importante que puedes tener, es la que tienes contigo mismo y te enfocas en que dicha relación sea la más satisfactoria y feliz posible. Para lograrlo, empiezas por intentar aceptarte tal como eres por lo que practicas la tolerancia y el perdón hacia ti mismo. Este paso es muy importante para lograr sentir amor incondicional, ser feliz y es la mayor de las maestrías. La auténtica felicidad procede de uno mismo. Procede del amor incondicional que nos procesamos, que parte de nuestro interior. Cuanto más te ames menos consentirás que te maltraten los demás y tú mismo. Cuanto más te ames, más cuidarás a tu cuerpo, más lo aceptarás. Comerás aquellos alimentos que le nutran y sean acordes a su anatomía y fisiología. Practicarás hábitos sanos. Cuanto más te ames mayor tu capacidad de expresar tus emociones. Dirás te amo sin miedo. Dirás sí o dirás no, no para complacer a los demás sino porque eres fiel a ti mismo. El amor que des a los demás dependerá del amor que tengas hacia ti mismo.

  • Muchos problemas de la salud proceden de la falta de amor hacia uno mismo. Nos sentimos infelices. No nos aceptamos. Nos sentimos culpables. No nos amamos y nos hacemos daño ya sea comiendo alimentos insanos, drogándonos, practicando hábitos de vida insanos, teniendo relaciones infelices, complaciendo a los demás a costa de nuestra dicha, etc. La mayoría de nosotros hemos recibido una educación emocional manipuladora y hemos tenido experiencias que nos han dejado heridas emocionales pendientes de curar. No nos sentimos merecedores de amor. Necesitamos tiempo, paciencia y voluntad para conseguir curarnos. El reconocer como estamos ya es el primer paso para ello y para la ansiada salud. Amarse es el camino.

  • Cultiva cualidades de amor como la bondad, la paciencia, la comprensión, el altruismo, el perdón, la compasión, etc. Aumentará tu frecuencia vibratoria y así sentirás una felicidad y paz interior que repercutirá positivamente en tu salud, en tus relaciones con tu entorno y con los seres vivos (seres humanos, animales, plantas, etc.) y en general en toda tu vida.

  • El derecho de todo ser humano es ser feliz y estar sano. La enfermedad no nos ataca sino que la creamos. Tener salud no es un milagro, es una consecuencia de actos diarios acordes a las leyes naturales. Si nos cuidamos de forma natural, si somos constantes y si la moderación predomina en nuestra forma de vivir, será cuestión de tiempo y de paciencia alcanzar un nivel elevado de bienestar. La comprensión, el perdón y el amor hacia uno mismo son muy importantes para sentirnos mejor y lograr mejorar a un ritmo acorde y afín a nuestros límites y posibilidades.

  • Practica un estilo de vida sano, natural y solidario: Respira aire lo más puro posible; bebe agua lo más pura posible; consume una dieta de alimentos vegetales, principalmente frutas crudas y algunas verduras y frutos secos; duerme las horas necesarias; toma el sol; haz ejercicio; cada cierto tiempo ayuna para lograr una mayor purificación; consume lo menos posible medicamentos y drogas legales e ilegales; expresa tus emociones; establece límites contigo mismo y los demás; en tus horas de ocio practica actividades constructivas y sanas, etc...

  • Recuerda que la clave para una vida sana y longeva es la moderación. Practicar unos hábitos de vida sanos sin excederse de nuestras capacidades físicas y emocionales es muy importante para mantenernos en un nivel de salud ideal. Comer demasiado. Hace ejercicio muy intensamente. Estar muy hiperactivo, etc., no es sano y nos debilita.

  • Ten paciencia y voluntad para practicar este estilo de vida. Haz las cosas lo mejor que puedas tomándote todo el tiempo que sea necesario. No te exigas demasiado. Respeta y acepta tus propios límites. Haz lo que puedas desde la consciencia. ¡Roma no se construyó en un sólo día!
16.758 Bytes Foto de una Amapola "Es maravilloso tener el control de la salud. Esa independencia no tiene precio. Ser consciente que la salud y la felicidad depende de uno mismo es la mayor de las riquezas y virtudes. No creas a nadie que te diga que te curará y te hará feliz. La curación y la felicidad es interna, no externa, depende de uno mismo. Y aunque, por diferentes motivos, te desvíes temporalmente del camino de la verdad, al conocerlo, sabrás cómo volver, por lo que será cuestión de tiempo caminar de nuevo por ese sendero de luz y de amor."
- José Manuel Casado Sierra
¡GRACIAS POR TU APOYO Y CONFIANZA!
¡QUÉ TENGAS UN HERMOSO DIA!
[volver a la página principal]

Centro y Editorial HIGEA
"Viviendo en Armonía con la Naturaleza"
c/ Los Residenciales, 13-5ºD
28770- Colmenar Viejo (Madrid)
Tel.: 918461176
Por e-mail






Copyright 1997-2017 Higea.org . Todos los derechos reservados.